Jaítos

19 Xullo, 2010 (10:09) | Sen clasificar

Aprendeunos a ser escépticos, a non aceptar dogmas de ningún tipo, a ser belixerantes co poder e a enfrontarnos, con paixón e retranca, ás inxustizas que del se derivan. Aprendeunos a pensar a ciencia, a mirar o paxaro para entender que as leis que gobernan o universo non son regras fosilizadas que aparecen nos libros de texto e serven unicamente para resolver os exercicios de cada tema, senón que podemos xogar con elas co obxectivo de entender por que acontece o que acontece. Aprendeunos a observar o firmamento e a gozar coa beleza da noite, coa convición de que en contra do que levan séculos afirmando os fabricantes de odio o ceo, o de verdade, é para todos. Onte morreu Juan Carlos Medal, Jaítos, técnico da Casa das Ciencias desde que se inaugurou e condutor das mellores sesións de planetario que vin nunca, un home intelixente, xeneroso e bo. Gardarei para sempre unha morea de recordos e tres obxectos que Jaítos me agasallou: o meu primeiro libro de Corto Maltés, unha cuncha fermosísima que tivo durante anos no seu despacho, e un ladrillo -si, un ladrillo-, a maneira de pisapapeis con conciencia que me recorda día a día a necesidade do pensamento crítico.

No blog de Javier Armentia: El hombre que contaba el cielo (Adiós, Jaítos)


Fotografía de Óscar Blanco

Comentarios

Comment from Maria Garaboa
Date: 19 Xullo 2010, 12:38 p.m.

A mi me enseñó a pescar en el puerto de Sada, me regaló un libro “Física de las noches estrelladas” y la oportunidad de conocer a su autor. Pero el mejor regalo eras tu mismo Jaitos, tu voz en el planetario, tu pasión por conocer, y tu decisión, casi misionera, de transmitir, de hacer llegar, a todo el que quisiera oírte que, no nos creamos lo que nos cuenten, que nunca comulguemos con ruedas de molino, que pensemos, que averigüemos por nosotros mismos, en fin…que seamos libres.
Gracias por querernos tanto.

Nota: A Tara, la estrella que vino de Oriente, le regalo un caleidoscopio que conservamos con el mayor cariño.

Comment from ElPez
Date: 20 Xullo 2010, 12:13 a.m.

Unha aperta, y ánimo. Ya sabe, Martin, que Jaítos nos falta a muchos.

Comment from Martin Pawley
Date: 20 Xullo 2010, 5:52 p.m.

Liberdade, rebeldía, honestidade, compromiso, xenerosidade, cariño, humor. Son algunhas das palabras que máis nos veñen á cabeza estes días ao pensar en Jaítos e que o definen como persoa e como científico. Porque si, si se pode falar de ciencia con humor (e con amor).

Comment from Fernando
Date: 20 Xullo 2010, 8:39 p.m.

Ay… cómo será ésto sin Jaítos… tantos años como referente, tantos ratos con su calor. Claro que nos queda su recuerdo, su estilo, sus anécdotas, su maestría, su saber estar y transgredir… pero nos falta lo mejor, nos falta él… y ¡cuánto le vamos a echar de menos!

Comment from Martin Pawley
Date: 20 Xullo 2010, 10:30 p.m.

Lo echaremos de menos cada vez que entremos en la Casa de las Ciencias. Cada vez que miremos la constelación de Delphinus, o cuando veamos Sirio en el cielo de verano y nos acordemos de aquella historia del orto helíaco. Y al ver las “estrelas do leite” de Orión, o al escuchar las canciones que compartimos con él en el planetario: “Imagine” de Lennon por supuesto, pero también el “Pata pata” de Miriam Makeba. Lo echaremos mucho de menos, sí.

Comment from Bruno Medal
Date: 21 Xullo 2010, 5:14 p.m.

moitisimas grazas Pawley.
ya no se como daros las gracias de una forma diferente a como lo hice en el bolg de Javier Armentia y no quiero repetirme,aprte de que la emoción me invade ahora mismo, asi que muchas gracias a todos de verdad, por vuestras palabras y vuestros cometarios que tanto nos emocionan, pero que nos ayudan aun mas de lo que nos emocionan.
muchas muchas muchas gracias a TODOS VOSOTROS, Maria, ElPez, Martin Pawley y Fernando

Comment from Piluchi Medal,
Date: 23 Xullo 2010, 12:12 a.m.

Leo con emoción todos vuestros comentarios, no os conozco a ninguno ,sólo a Bruno y como él también quiero agradeceros a todos vuestro cariño y admiración que -se nota por vuestras palabras- sentíais hacia él y eso nos reconforta y anima.
Martín, creo que lo defines a la perfección “LIBERDADE, REBELDÍA, HONESTIDADE, COMPROMISO, XENEROSIDADE, CARIÑO, HUMOR” fina ironía… ¡Cuántas reuniones y fiestas familiares nos hizo disfrutar cuando nos contaba -muy serio- sus chistes, sus inteligentes ocurrencias…. Fernando “Ay…COMO SERÁ ESTO SIN JAITOS…” también yo me lo pregunto. Él ya no nos contará sus anécdotas, ahora seremos todos nosotros, su familia, sus amigos, sus compañeros, todos los que le queremos, los que evocaremos en nuestras reuniones tantas y tantas cosas que Jaitos nos dejó en nuestro recuerdo. Seguirá haciéndonos reir, de eso estoy segura y él reirá con nosotros.
Hasta siempre querido hermano, ya ves que somos muchos, muchos los que te queremos.